domingo, 6 de diciembre de 2009

Puerperio

Desde el mismo momento en que nuestro cuerpo de mujer embarazada se convierte en dos, los cambios que empezamos a vivir son muy fuertes.
La caída hormonal se apodera de nosotras, acabamos de pasar por un momento hermoso pero duro, tenemos las emociones a flor de piel, nos invaden las dudas, el bebé nos demanda sin tregua y nos invade por momentos y sin poder controlarla, una tristeza que no comprendemos.

Es normal y pasará, afrontemos todo aquello que se nos revela en esos momentos, no mirando hacia otro lado, sino mirando hacia dentro.

El nacimiento de un hijo es una oportunidad para crecer y este es el momento en que nos encontramos cara a cara con nosotras mismas, desnudas.
Se nos revelan nuestras miserias, nuestros asuntos pendientes, nuestras carencias...

Alguien un día estableció que el posparto eran 40 días, algunas mujeres están perfectamente recuperadas en una semana y otras tardan meses en superar este momento, en reconocerse a sí mismas en su nuevo papael de madres.
Laura Gutman habla de 2 años de puerperio.

El posparto es una etapa que se definirá en cada mujer, pero a la que conviene no resistirse, porque pasará de igual manera por nosotras.

Siendo algo que vivimos todas las mujeres, me resulta difícil de comprender que se nos exija, (muchas veces nos lo exigimos nosotras mismas), reincorporarnos cuanto antes a nuestra vida anterior, como si nada hubiera pasado.

Nuestro cuerpo no está diseñado para eso y nuestra mente nos traiciona, debemos escuchar estas señales, darnos el tiempo necesario y simplemente sentir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión