lunes, 10 de enero de 2011

Náuseas en el embarazo


Escrito por Irene Garcia el 4/06/2010 y publicado en Ser Mamás!
nauseas
Estás embarazada y todo es felicidad y de repente ¡zas! empiezas a tener náuseas.

Las náuseas en el embarazo son muy comunes, afectan a casi todas las embarazadas (mal de muchos…) y suelen desaparecer espontáneamente al empezar el segundo trimestre de embarazo. Nadie sabe exactamente porqué se producen las náuseas: cambios hormonales, bajadas de glucosa…el caso es que aparte de ser muy molestas no son peligrosas para el bebé ni para tí, a menos que te hagan vomitar y pierdas mucho peso.


Para combatir las náuseas nada como los remedios caseros. Lo primero y más importante es comer muchas veces al día, poca cantidad. Las veces que haga falta, cuando tengas hambre, come. Evitando las comidas grasas y los azúcares refinados no te vas a poner como una foca, simplemente con comer comida sana cada vez que el hambre apriete reducirás la sensación de tener ganas de vomitar y de paso mejorarás toda tu salud metabólica: comer cuando se tiene hambre y parar cuando ya no se tiene, sin empacharse y a base de tentempiés saludables es una buena práctica de higiene alimenticia y no sólo en el embarazo. Si necesitas comer cada dos horas, hazlo. Una buena medida es dejar unas galletitas saladas o un poco de pan sobre la mesilla de noche y zampárselas inmediatamente antes de levantarse de la cama, sin siquiera esperar a hacer pis. Si tus nauseas están provocadas por bajadas de glucosa casi seguro que así las vences.
Tomar comidas y bebidas no muy calientes, a temperatura ambiente o incluso frías puede también venirte bien. Las comidas frías reducen la sensación de tener el estómago de punta y además desprenden menos olores, con lo que si eres de las que de repente ha descubierto poseer un sentido del olfato que ni el mejor perro cazador te irá bien. En relación a los olores y por si hace falta decirlo, por muy sana que te resulte una comida, si con sólo pensar en ella te tienes que ir corriendo al baño, evítala: ningún alimento es insustituíble, si no soportas los huevos aléjate de ellos. Aprovecha y come lo que más te gusta, sin pasarse con los fritos, los bollos y la comida mejicana.

Otro de esos consejos que funcionan sin saber muy bien porqué es tomar las vitaminas prenatales por la noche en lugar de por la mañana en ayunas. Si tu médico te ha recetado hierro que se asegure de que lo necesitas, pregúntale si te puede bajar la dósis; si el hierro te produce vómitos es peor el remedio que la “enfermedad”. Cuentan también que las pulseras de acupresión que se usan para el mareo pueden ayudar.
Y sobre todo, si tienes muchas náuseas y principalmente si van acompañadas de vómitos, procura hidratarte. Beber agua fría a sorbitos también es una buena medida
.
Por supuesto si nada de esto funciona, existen medicamentos que pueden aliviarte. Consulta con tu médico o farmacéutico. Y paciencia, en un par de meses se te habrá olvidado todo, cuando empiecen los ardores, jeje.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión