jueves, 17 de noviembre de 2011

"Paula"Isabel Allende

Hay un momento en que el viaje iniciado no puede detenerse, rodamos hacia una frontera, pasamos a traves de una puerta misteriosa y amanecemos al otro lado, en otra vida. 
El niño entra al mundo y la madre a otro estado de conciencia, ninguno de los dos vuelve a ser el mismo. El proceso alegre de engendrar un hijo, la paciencia de gestarlo, la fortaleza para traerlo a la vida y el sentimiento de profundo asombro en que culmina...los hijos son viajes al interior de una misma en los cuales el cuerpo, la mente y el alma cambian de direccion, se vuelven hacia el centro mismo de la existencia. 
El tiempo se congela y el sol se detiene sobre las rosas, el mundo retiene el aliento para celebrar el prodigio de esa nueva vida.... ¿ De donde viene esta pequeña? ¿Donde estaba antes de germinar en el vientre? Tengo mil preguntas que hacerle, pero temo que cuando pueda contestarme ya habra olvidado como era el CIELO......

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión