domingo, 30 de septiembre de 2012

Ritual de Nacimiento en un Contexto Tecnológico, las Dificultades Antropológicas del Vínculo.

Voy a ir presentándoles poquito a poco a los ponentes que van a participar en las I Jornadas de Familia Crianza y Educación y hoy le toca el turno a Andrés Avella, Licenciado en Antropología Social y Cultural. Director del Instituto de Terapias Integradas. Terapeuta Corporal del Proceso Mandala.

No dejen de leer este apasionante artículo sobre cómo la institucionalización del nacimiento afecta al establecimiento del vínculo y nuestra precepción de ser capaces de entender y atender a nuestros hijos.





Ritual de Nacimiento en un Contexto Tecnológico, las Dificultades Antropológicas del Vínculo.

Por Andrés Avella Mazo, 

Existen momentos específicos dónde los humanos producimos en otros humanos marcas culturales, momentos que nunca se olvidan y pueden determinar gran parte de nuestras vidas: el nacimiento, el cambio de status, la asignación de privilegios o las privaciones de la libertad, la agregación a un grupo o la muerte.

Estas celebraciones se denominan rituales, definidos como actos sociales con carga dramática, con fines comunicativos a largo plazo, que buscan ubicarnos en el entramado familiar, estatutario o de roles y resaltar la elección social o su rechazo.

El ritual contiene una gramática específica, llevan un meta-mensaje que cala en los huesos y la carne, deja marcas en la existencia. (Provansal Daniel)

El ritual ha dejado de verse como simples situaciones divertidas, los estudios han revelado que son expresión del orden social y se han estudiado los mecanismos de su poder neurológico y de cohesión social. (Victor Turner y Patrick Mc Namara)

Con el desarrollo de las sociedades complejas el parto se ha ido realizando en el contexto médico, es allí dónde centraremos nuestra atención, entraremos a describir y plantear puntos de vista sobre el complejo escenario antropológico que se da en los hospitales en estas situaciones.

La forma de atención médica no es neutra, corresponde a un modelo social, económico y a una ideología. La Antropología Médica, dentro de sus conclusiones más interesantes desde mi punto de vista y que nos concierne en este taller, nos plantea que modelo occidental oficial de atención médica está basado en la separación del profesional y su paciente, las coordenadas espacio temporales, el contexto laboral, económico y cultural hacen de este fenómeno una realidad, así como la atención a procesos basados en el aspecto formal y funcional del ser humano.

A diferencia de otras culturas dónde el que ayuda a sanar entra en el alma o en la energía del paciente y descubre cuales son sus problemas o bloqueos. Son, entre otros, dos modelos de concebir la salud que se pueden imbricar en diferentes contextos, son tendencias antropológicas.

En un proceso tan importante como el nacimiento de un ser humano se ponen en marcha mecanismos económicos, límites arquitectónicos, concepción del tiempo, decisiones que se toman como referente a una cultura dominante, responsabilidades legales y por supuesto la deriva misma de un proceso humano ayudado por humanos con todos sus variantes y riesgos.

Pero qué pasa cuando entramos en determinados contexto con características de lo que Erving Goffman denominó instituciones totales, dónde el que ingresa en ellas en mayor o menor medida pierde potestad sobre su destino e identidad, ya no decide porque ha pasado el límite espacial, temporal, legal, de estatus y es agregado a otro escenario con otras normas, sin las redes habituales ni la comunicación libre, sin la propia ropa ni el sitio habitual de su posición social.

Es muy importante para todas las personas saber que en las instituciones totales o instituciones con rasgos de ellas, como los hospitales, se manejan unos códigos y secuencias rituales que no están solamente basados en la eficacia médica. Estas instituciones son complejos inventos de la sociedad, son creaciones humanas y son producto de una época y de una forma de ver la vida. Si se es conciente de la relevancia antropológica, vital, existencial de un nacimiento, las personas que son atendidas y el personal de atención médica podrá navegar por esos contextos con más fundamento.

Los rituales tienen una forma y un fondo, son complejos y requieren conciencia del rito, de hecho si falta implicación se pueden dañar la poderosa y organizadora fuerza de estas celebraciones. (Clifford Geertz y Andrés Avella).

El nacimiento de un bebé es un rito, el primero de varios que con fortuna pasará en su vida y debe verse como tal, de lo contrario, una maravilla de la invención social de todos los humanos, una necesidad intrínseca al ser social que somos se verá insatisfecha y se perderá una gran oportunidad de sentir profundamente de qué se trata la vida, de intensidad emocional y de cercanía, se pierde el poder del rito.

La opción social de parir en hospitales concuerda con una sociedad dónde la tecnología es de vital importancia para la vida y el ascenso social. Es importante saber que es una opción relativa a un espacio tiempo específico dónde asociamos el avance tecnológico con valores de seguridad.

En los partos con intervención médica se deposita la confianza en la autoridad que ayudará a salvar la vida, lo que habría que ver es la verdadera necesidad de intervención médica en muchos de los partos que se dan y por otro lado la cadena de mecanismos biológicos que se reprime. (Michel Odent).

De tal forma que, con evidencia médica, podemos constatar diferentes enfoques del nacer; la forma de nacer implica opciones sociales dentro de una sociedad que se deslumbra por los avances industriales y tecnológicos.


El tránsito por el hospital, en muchas ocasiones, cumple a medias la función ritual sin celebración propia, rodeados de un contexto que no facilita el vínculo afectivo entre los que participan y dificultando a padre y madre la vivencia profunda emotiva de vinculación con al recién nacido. Igualmente la carga emocional para el personal médico es tal y la falta de preparación en fundamentos antropológicos del ritual es nula, luego en este contexto desde mi punto de vista se desfavorece el posicionamiento antropológico del padre y de la madre y la maravillosa sensación de conectarse con la criatura nueva y protegerla, en la conferencia explicaremos con más detalle cómo se genera lo que podríamos llamar desde la corriente funcionalista, perversiones de la institución, o cómo se desaprovecha esa maravillosa ocasión para con el recién nacido.

En el ritual, los procesos de comprensión del mundo pueden darnos claves para la supervivencia. La trascendencia, los estados de experiencia ampliadas son fenómenos existenciales que tienen bases neurológicas y son procesos que no se cuidan durante el proceso de parto intervenido en muchas ocasiones. Son conocidos los casos de mujeres que viven esa experiencia como algo mágico conectadas a su propia fuerza para parir.

La cultura se recrea en rituales, el alumbramiento, es una experiencia con un poder excepcional, prepararse para una forma más cuidada de parto podría ser una pieza clave en el cambio de una cultura de guerra hacia otra que proteja la vida. Utilizar las posibilidades del ritual para recrear la cultura.


En mi trayectoria profesional y como padre, he podido experimentar la reconducción de experiencias con evidente posibilidad de ser traumáticas, haciendo pequeños ajustes y siguiendo algunas normas básicas del ritual, así se pueden disminuir los impactos de los conflictos sociales y antropológicos que se dan en estos contextos, el entrenamiento corporal y el conocimiento teórico y práctico del ritual puede ayudar para conectarse con la fuerza innata de la protección de la vida.

Bibliografía

Avella Andrés. 2.001 Ritos en Pogotá, la Danza Guerrera. Tesis de Grado Universidad Nacional de Colombia.
Geertz Clifford. 1973: The Interpretation of Cultures. Basic Books, inc. Nueva York. Ed. Penguin books.
Goffman E. (1.991): Los momentos y sus hombres, Barcelona: Ediciones Paidos.
Goffman, E (1973): La mise en scene de la vie quotidienne. II. Les relations en public. Paris: es editions de Minuit.
McNamara, Patrick. (2006): Where God and Science Meet: The Neuorology of Religious Experience. Westport, Conn. : Praeger Publishers
Odent Michel. (2011) Le bébé est un mammifère. Editions L'Instant Présent.
Provansal Daniel l 1997 Rituales y simbolismo en el Mediterraneo. pgs 61 -87 en Ritual, cultura y sociedad en el mediterráneo. La Función Simbólica de los ritos, Francisco Checa – Pedro Molina (ed).
Rivière,Claude. (1.997): “Structure et contre structure dans les rites profanes”.en Mythes, Rites, Symboles dans la Société Contemporaine, Editions L’Hartman: París.
Turner, Victor,1969. El Proceso Ritual. Altea Taurus Alfaguara, S.A. Madrid.Turner, Victor. Cuerpo, cerebro, cultura. The Anthropology of Performance, PAJ publications, 1983

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión