lunes, 26 de noviembre de 2012

Hoy es el día, no más violencia! PARTE II

A raíz de los comentarios que surgieron en el anterior artículo, me senté a contestar...porque creo que ese hombre, ese padre (si lo es) pone voz a muchos otros que piensan igual y que, si les interesa, pueden escuchar otro enfoque, reflexionar de dónde nace ese sentir...

1. Pensar que el médico siempre hace lo mejor
2. Pensar que tenemos suerte de tener una sanidad pública frente a otros países donde las mujeres mueren y por esto, no debemos quejarnos.
3. Pensar que contar con una doula es caro, que todo esto no es más que un negocio que trata de vender la moto.
4. Penar que una crianza con apego, consciente, natural, como quieras llamarla....donde las madres damos teta a demanda, es volver al pasado, es machista.
5.Penar que este tipo de crianza deja de lado al papá.


La respuesta que me salío la quiero convertir en la nueva entrada:

Querido Braulio:

1. Dices "los médicos tienen que tomar decisiones valorando la opinión del paciente" bien,  la mujer que pare no es paciente, no es enferma ni necesita que nadie haga nada, (mientras todo va bien, que es la mayoría de las veces si no hacemos nada, y, cuando hace falta intervenir por un problema real, hay que informar, dar opcines, pedir consentimiento y tener en cuenta no sólo lo físico, sino también lo emocional).

Primer problema, pues nos encontramos con que SÍ hacen y NO informan y además, NO valoran este plano...si bien desde el principio he dicho que aformtunadamente no son todos, lo cierto es que  desgraciadamente aún son demasiados, demasiados hospìtales con protocolos desfasados, demasiados profesionales ejerciendo mala práxis...

Este día que se ha celebrado a nivel mundial, ha nacido porque las mujeres, muuuchas mujeres alrededor de todo el mundo y también muchos hombres sensibles, han sufrido todo esto de lo que hablo, no son una, ni dos, sería imposible armar este revuelo si así fuera...existe una línea telefónica para las mujeres que sufren violencia de este tipo, existe porque se usa y no una vez al año desgraciadamente. Se llama Escuchando con el Corazón y también existe a nivel internacional.


2, Dices que "Existen malos profesionales en todos lados. Una cosa es eso, y otra muy distinta es generalizar la idea y transmitir la sensación que existe una violencia estructural machista que se organiza como servicio de obstetricia, y que es generadora de violencia contra la mujer." Pues bien, en mi opinión, no solo existe una violencia estructural machista que se organiza en los servicios de obstetricia, sino en toda nuestra sociedad, a todos los niveles...gracias a otro enorme grupo de mujeres y algunos hombres conscientes, que han luchado y protestado exigiendo sus derechos, esto ha cambiado muuuuucho, pero ni por asomo vivimos aún en la igualdad.

Además en este campo concreto, la contundencia del poder del hombre sobre la mujer, ha sido patente incluso en lo laboral, solo tienes que repasar la historia de este país y ver lo que los obstetras hicieron a las matronas, desposeyéndolas de todas sus competencias, hasta no hace mucho en que su figura ha vuelto a recuperarse y en esa lucha siguen...las mujeres matronas y algunos hombres sensibles matronas también.
Sí! exite expresamente violencia de género en este campo...

3,Los datos que ofrezco están extraídos de la Asociación El Parto es Nuestro, una Asociación formada por Madres y Padres, Usuarios/as de los servicios de salud, Médicos, Comadronas, Psicólogos, Abogados... Nació en el año 2003 para prestar apoyo psicológico a mujeres que habían sufrido cesáreas y partos traumáticos.

En concreto en cuanto lo que comento de que se eligen los días para que nazcan los niños, dejando días en blanco que coiciden expresamente con festivos, navidades, puentes, etc..te aporto..este estudio de Amitabh Chandra de la Universidad de Harvard, quien se ha tomado la molestia de recoger en un gráfico los datos referentes a los nacimientos de bebés en Estados Unidos entre 1973 y 1999 para mostrar de un golpe de vista qué días del año son los que registran más nacimientos y los que menos. Te enlazo directamente la dirección para qeu lo veas con tus ojos, y flipes...así como toda la info que se recoge en esta página, siempre basada en evidencia y con datos contrastados, pues está formada por profesionales que aman lo que hacen...

http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2012/10/31/nacido-el-4-de-julio-no-te-lo-crees-ni-tu

4,Entiendo que te cueste imaginar a una mujer de un país empobrecido haciendo estas apreciaciones, a mi también!
Estas y otras muchas, como ser violentada por su propio marido y su sociedad, generalmente en los países empobrecidos les queda aún mucho por lo que luchar, en cuanto a cuestiones básicas de dignidad humana antes de llegar aquí...la verdad es q este argumento, cae por su peso,...
Evidentemente ante el desamparo total, la falta de información y su condición inferior como mujer privadas de todo derecho...no se quejan ante la bata blanca, como tampoco nos quejábamos aquí cuando era normal que tu marido te diera un bofetón en la calle, como lo hacía mi abuelo o que abusara de ti, aunque fueras su mujer, o que ignorara tu opinión..etc etc laaaargo etc...

5, En cuanto al tema burgués...me rio...Desde luego no te voy a dar cifras, si algún día te apetece asistir a mis talleres o que tu mujer o tus hijas, estén bien acompañadas en su embarazo, parto y posparto y me llamas, te lo cuento...pero lo que sí te digo es que ofrezco  una preparación integral en el embarazo, en la que recibes una información desde el respeto a tus decisiones, contrastada y actualizada, en seis sesiones de más de dos horas cada una y para dos personas, cuesta menos que una visita de 30 min a cualquier ginecológo que aparte de su gran sueldazo en el hospital, trabaja en su consulta privada.

Cualquier ecografía de las innecesarias que nos hacemos para ver la carita al bebé en 4D y de media horita,  cuesta más que mis talleres de preparación al parto, durante 6 semanas para dos personas.

Acompañarte durante 15 días en tu posparto, cuesta menos de la mitad del carrito más económico del mercado...qué te parece?

Y aparte de que te enseño a hacerte un fular con una sábana si no tienes para compararte uno, decirte que puedes encontrar portabebés ergonómicos por 30€.

Además, nunca he dejado de acoger y acompañar a una mujer sin recursos, nunca... Siempre hemos encontrado la manera, el acuerdo...no puedo decir lo mismo del ejemplo anterior, o tu sí conoces a algún profesional que pueda decir lo mismo? médicos, algún abogado, alguna peluquera, limpiadora?

Esto, a parte del tiempo que, de manera altruista, dedico a la Asociación de Crianza Natrual Canaria o a acompañar a las nuevas madres en grupos virtuales y a responder mails cada día, dando apoyo y ayuda de manera desinteresada.

Lo entiendo, imaginabas otra cosa, pero te equivocabas.
En esta bella labor a la que me dedico, no solo nos mueve el dinero, comer hay que comer, peeeero nunca es lo primero querido Braulio, nos mueve más tratar de lograr que cada mujer esté informada, se sienta agusto, se sienta empoderada de su cuerpo, de su vida y de este hermoso momento que es traer a su hijo al mundo y que cuando necesite ayuda, haya alguien para dársela.

Nos mueve que dejen de llegar niños a un mundo de desapego, donde no damos teta por cuestiones de estética o priorizamos nuestra vida social  y laboral, antes que nuestra tarea como padres y madres, en los primeros meses y años de sus vidas.

Nos mueve seguir sembrando por un mundo donde la violencia no exista, ni hacia la mujer, ni hacia los bebés, que nacen con  unas necesidades concretas, reales y no esperan que este mundo esté tan loco y se haya separado tanto de su naturaleza, llegando incluso a olvidar lo que necesitan sus cachorros.


6. Tu último argumento es el que más me gusta echar abajo, porque es el argumento de las feministas de toda la vida, que en vez de defender nuestra condicion de mujer con con nuestras diferencias y peculiaridades, defienden la de ser como hombres...
NO SOMOS IGUALES!!  Ahora nos toca luchar por el DERECHO A SER DIFERENTES y mejor si lo hacemos juntos, hombres y mujeres!

Hombres y mujeres de hoy luchamos por que se respete el momento de la vida en que criamos, no somos máquinas, no tenemos hijos para entregarlos al sistema y que los cuiden otros, se alimenten a costa de su salud con biberones y leche artíficial, porque no te equivoques no es lo mismo, tomar teta que no tomarla:

La Guía Profesional de la Asociación Española de Pediatría, a partir de una exhaustiva revisión científica, es clara: la lactancia artificial perjudica el vínculo afectivo entre el bebé y la madre, tiene inconvenientes para el sistema digestivo del bebé, aumenta el riesgo de infecciones, aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante, aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas, perjudica el desarrollo cognitivo y tiene repercusión general sobre el bienestar y la salud del bebé. Ahí es nada!!

No querido amigo, por ahora, a la que la naturaleza ha dotado de un útero para gestar, capacidad para parir y para amamntar, es a mi y no a mi marido...

Sin embargo, al contrario de lo que dices, es una pena muy grande que, como hombre, sientas la necesidad de que tu mujer se ponga una epidural y tenga un parto no fisiológico, o que tu bebé tenga que alimentarse con un alimento menos sano que otro para sentirte partícipe de su crianza...

Y para nada volvemos a la antigüedad, pues antiguamente, no se podía elegir y te tenías que quedar en casa, no sólo para cuidar de los hijos, sino siendo escalva de toda la familia, sin vida y sin poder de decisión, limpiando, fregando, cocinando, cosiendo, pariendo y criando toda la vida, uno tras otro, pues tampoco, se podía elegir ser o no ser madre.

Hoy no, hoy estudiamos y trabajamos, después llega el momento en que puedes elegir o no, ser madre...si decides ser madre, puedes elegir parir de manera natural  o no hacerlo, dar teta o dar biberones, volver al trabajo pronto o quedarte a criar a tus hijos, los primeros meses o años...bueno, perdón,  esto último no  te lo ofrecen como elección, al menos hasta hoy, en este país...

Otros países, y no hablo de tribus africanas, hablo de países europeos, conocen la importancia que tiene y lo necesario que es el cuidado y el respeto a la primera infancia y a las mujeres, que en mayoría, preferimos quedarnos con nuestros bebés, que meterlos en guarderías a las 16 semanas, para incorporanos en trabajos a los que vamos para poder pagar la hipoteca.
A ellas, con sus estudios y siendo profesionales, se les permite el paréntesis y se les remunera,  si lo desean, por permanecen durante año y medio, dos años y a veces más, para atender a sus hijos...no están volviendo a la época antigua Braulio, sino avanzando hacia una más moderna a la que aquí no hemos llegado aún. En la que lo único que nos importa, es qeu cuanto antes, vulevas a tu puesto y sigas produciendo...que no pare la máquina.


En mis talleres, siempre siempre el papá tiene un papel fundamental porque es mucho lo que necesitamos de ustedes para poder llevar esta árdua y hermosa labor adelante, por primera vez en la historia de la humanidad, surgen un nuevo modelo de hombre, de padre, sensible, conciente, empático...el padre se implica en el proceso, esto es nuevo, nunca antes fue así...tener un embarazo consciente, un parto fisiológico, un posparto bien acompañado y una lactancia exitosa y placentera, depende mucho muchísimo del apoyo y la comprensión de tu pareja, de su saber estar y de las ganas, pues hay miles de maneras de apoyar y miles de maneras de establecer el vínculo con tus hijos, más allá del momento en que toman teta, mecerles, cantarles, dormirles, acunarles, pasear, portear, bañarles, cambiar pañales, vestirles, masajearles, abrazarles, estar....no me digas, que necesitas dar un biberón para sentirte implicado!

Y antes del parto también, estando, comprendiendo, informándote, participando de clases, lecturas, charlas, ecografías, revisiones...si el parto es fisiológico el papel del padre es muchísimo más importante que si se trata de un parto anestesiado, totalmente y lo digo, desde la experiencia propia con dos tipos de partos y un mismo marido.

El padre es un puntal y sin su apoyo, es mucho más difícil poder llevar una lactancia no interrumpida, una crianza consciente,...eso sí, entregarme durante unos años a la crianza de mis hijos, no me ha convertido en mi abuela, sigo siendo una mujer de hoy, con intereses propios, trabajadora pero teniendo claras mis prioridades, con amigos y amigas, vida social y un marido que vive y siente esto como yo y que nunca se ha sentido al margen de la crianza de sus hijos, al revés, es un padre que se ha implicado desde la preparación, que no me dejó sola en ningún momento durante el parto, que se despertó cada noche para ayudarme a establecer la lactancia, que me ha acompañado en mi posparto, dejándome reir y llorar y  que es un padre implicado al 100% que juega, ríe y enseña a sus hijos, que son lo más importante, pero no con palabras, sino con hechos.

Un abrazo Braulio, gracias por hacerme sentarme a escribir todo esto.....de hecho lo voy a publicar como nueva entrada.

23 comentarios :

  1. Bárbara,has estado Bárbara. Muy bien explicado y desde la tranquilidad. No se si Braulio lo leerá pero creo que has rebatido punto por punto con muchísima inteligencia y desde el amor. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Carol

    Tus palabras me han llegado, espero que le ocurra lo mismo a Braulio; simplemente hay que abrir más la mente y el corazón...

    ResponderEliminar
  3. Estimada Carol, me gustaría realizar algunas reflexiones sobre tu nueva entrada del blog, que es una continuación de la anterior. Ante todo te quiero agradecer este dialogo, porque creo que está siendo muy interesante y muy refrescante.
    En primer lugar tengo que decir que me ha dejado estupefacto que hagas afirmaciones tan graves, como que se hacen de manera (mal)intencionada más cesáreas los días previos a días festivos , como un ejemplo de agresión a la mujer, basándote en un solo estudio realizado en los Estados Unidos, con un sistema sanitario muy distinto al nuestro, y con datos de hace 30 años!! No sé ni como calificarlo. Me parece poco serio, poco riguroso, manipulador e irresponsable por tu parte.
    A las empresas como la tuya les interesa explotar la idea principal que se destila en tus comentarios: la atención obstétrica pública es el enemigo machista que agrede a las mujeres y debemos combatirlo con una atención paralela. Claro! De esa idea se nutre la atención obstétrica privada. Es el pensamiento que hace que un cliente vaya a verte. No digo que el sistema nacional de salud no sea mejorable. Desde luego que lo es. Pero ser críticos también implica observar y reconocer los logros conseguidos, que son muchos. El no hacerlo es injusto y en el fondo tremendamente pesimista. El ser humano ha realizado grandes cosas, también en el campo de la tocología. Me choca tu falta de visión.
    En segundo lugar quiero aclarar que yo nunca me he referido a una embarazada o parturienta como una paciente. Pones en mi boca palabras que no he dicho. De nuevo manipulando la información. Yo me referido a ellas como usuarias (del sistema nacional de salud). Esto es un ejemplo más, de los tantos, en los que se ve como fabricas un supuesto enemigo externo a la medida de tu ideario, el cual sostenta una actividad empresarial. No deberías suponer tantas ideas en los demás. Especialmente si no los conoces!. Me sorprende por ejemplo que hagas suposiciones sobre mí: si soy padre, si tengo hijos, si tengo novia, si compro leche artificial, si realizo ecografías 4D, si quiero un parto con epidural. En fin Carol, creo que todo esto es un dislate que has tenido. De nuevo enemigos que no existen!. Totalmente prejuicioso y muy penoso.
    En tercer lugar, debo decir (una vez más) que yo nunca he dicho estar en contra de la lactancia natural. Sin duda es preferible, aunque siempre haya que contar con la realidad de cada familia. No todo el mundo puede comprar ese tiempo. Sí, no todo el mundo puede estar dos años sin trabajar. Eres elitista y moralista Carol, porque condenas a quien piensa diferente. En cualquier caso, una cosa es la lactancia natural y otra afirmar de manera dogmática que tiene que ser de una manera determinada. A demanda y de manera indefinida. Este punto es clave. Porque en la práctica este procedimiento es el que impide que un padre esté a solas con su hijo. Estos momentos me parece importante tenerlos, porque creo que en estas situaciones el padre se siente totalmente responsabilizado de la crianza de su hijo. Hace que se implique más, y transmite una idea muy importante. Que el padre será padre siempre, independientemente de la presencia o relación con la madre. Es el germen de una relación madura con tu hijo, y sin intermediarios. Y creo que es importante hacerlo desde el principio, porque en los primeros años de vida se define la arquitectura familiar. Qué rol tiene cada uno y qué tipo de relación se tiene con el resto de los elementos familiares. Por tanto, es algo que no debería postergarse a edades mayores del niño o niña. (Continuo en el siguiente comentario) (Braulio)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uih Braulio, en que jardín te has metido...Mi hija tiene dos años, toma pecho y resulta que yo no he dejado de trabajar nunca, porque no soy elitista, porque soy una simple autónoma en un sector profesional bastante castigado y que no puede permitirse una baja maternal ni siquiera del primer mes. Veo que no tienes mucha idea de la lactancia materna, crees que no permite a la madre trabajar, crees que excluye el padre...¿de qué planeta vienes? mi pareja está encantada, tiene un vínculo muy fuerte con nuestra hija, y aunque evidentemente no le da el pecha la cuida, y eso lo hizo desde el primer día. Hay miles de cosas que puede hacer un padre, de manera directa: bañarla, mecerla, llevarla de paseo, etc. o de manera indirecta- muy importante- cuidando a la madre para que ella pueda cuidar del bebé: cocinar, hacer la comprar, hacer los deberes con los mayores, encargarse de visitas, etc. Me indigna leer tus palabras, demuestran una ignorancia muy grande.

      Y si me permites otra pequeña aclaración: la violencia obstétrica (la he vivido también, por desgracia) existe tanto en la sanidad privada como en la pública, pero si te miras las pocas cifras que hay en España (las estadísticas más completas las encuentras en la Comunidad Valenciana y en Asturias) ves que la actividad asistencial obstétrica se planifica mucho más en la sanidad privada, no por nada tiene el doble de cesáreas de media. En la privada se hacen muchas más inducciones, los protocolos suelen ser más obsoletos y rígidos y los centros con peores cifras en España son privados. Es evidente sabiendo que un ginecólogo en la privada cobra cuando atiende el parto, no cuando deriva a la mujer a un compañero de la misma clínica, por eso demasiadas mujeres paren según la agenda del ginecólogo que les atiende.

      Así que para la próxima vez te pido que te informes antes de comentar, para no hacerlo desde la ignorancia y el desconocimiento.

      un saludo,
      Angela

      Eliminar
  4. La sensiblería con la que hablas del papel del padre, creo que francamente raya en la cursilería Carol! El cariño del hombre es fundamental y muy importante desde luego, pero creo que hay que hacer una reflexión más seria sobre el papel del padre en todo el proceso del embarazo, parto y posparto.
    Otro aspecto es la sobrecarga que le supone a la mujer este tipo de lactancia. Siempre pegado a su hijo para la teta-lactancia o la teta-chupa o el teta- hipnótico o el teta-juguete. Es la dictadura del pecho! Nada de esto tiene que ver con lo muy recomendable de la lactancia natural!. La mujer tiene que seguir desarrollándose en los otros aspectos de la vida, y para ello necesita tiempo. Abogo por tanto por una lactancia natural pero no a demanda sino programada y responsable, en el sentido que no tenga principalmente más función que esa: la de la lactancia! El niño o niña siente un mundo previsible y seguro cuando la conducta de su entorno (padres) es siempre igual, no cuando tiene siempre las cosas (la teta) a mano.
    Me pareció muy desafortunado tu comentario sobre el feminismo. Simplista y ligero. Claro que los hombres y las mujeres somos diferentes. Pero con los mismos derechos y deberos!!
    Por último tengo que decir que me gustaría que otros padres participaran en los comentarios del blog. Extrañamente sólo participan mujeres!. Vaya a lo mejor no es tan raro.
    Atentamente y siempre agradecido por tus reflexiones. Un abrazo fuerte!, Braulio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Braulio, ¿conoces a alguien que haya amamantado hasta los 2 años que recomienda la Organización Mundial de la Salud siguiendo un estricto horario según conveniencia personal? ¿Tú sabes que las madres que se incorporan al trabajo a las 16 semanas pueden y de hecho siguen amamantando todo el tiempo que quieran? ¿Tú crees que para mí es una sobrecarga el seguir amamantando a mi hija? Seguramente también, entonces, eres de los que piensan que llevo portabebés porque le hice una promesa a la Virgen de Candelaria...
      ¿Por qué para desarrollarme como mujer, según tú, tengo que separarme de mis crías cuando a ti o a la sociedad capitalista le venga bien? ¿No crees que tengo derecho a elegir? Porque a mí, sinceramente, me parece que machismo es estar obligada a hacer lo que no quieres y en este caso, dejar de trabajar para cuidar a mis hijas es lo que más me realiza como persona. Entiendo que te pueda chocar, pero chico, lo siento por ti. ¿Has visto con qué poquito se puede ser feliz? Pensarás que soy muy simple, no?
      ¿Por qué hablas de dictadura del pecho cuando soy yo y nadie más que yo la que ha elegido jugar ese papel? En las dictaduras lo primero que falla es la libertad. No me cuadra.
      Y bueno, el resto se puede resumir con un dicho que decía mi abuela y dice mi madre: "gallo no agasaja pollo". O ¿quién se despierta un segundo antes de que lo haga el bebé porque siente esa conexión especial? ¿A quién elige el bebé (y el grande!) cuando está malito para dormir en su regazo?
      Me enternece tu intención de tener un papel de madre, pero lo siento mucho. Yo no puedo tener una isla en el Caribe y tú no puedes parir.

      Eliminar
  5. Muy bien dicho, Dora. Solo añadir a lo anterior que el padre de mis hijos (el más pequeño sigue a la teta con 17 meses y lo que queda) se siente muy realizado como padre y no necesita "alimentarlo" para crear un vínculo especial con él. Hay otras cosas, ¿sabes? Hablas de simplismo y no ves más allá de tu tabique nasal, abre un poco tu mente, que lo mismo te llevas una sorpresa y te gusta lo que ves.

    Fdo. Una simple mamá que tiene el privilegio de poder decidir cómo quiere vivir su vida.

    ResponderEliminar
  6. Braulio encantada de saludarte.
    Soy madre desde hace 6 años, 8 meses y 10 días... desde ese momento he amamantado cada día.
    En este tiempo he podido, entre otras muchas cosas, formarme y estudiar, acudir a cursos presenciales y on line, fundar una asociación sin ánimo de lucro a nivel nacional, emprender un negocio y seguir con él, asesorar a cientos de familias ( sí, no madres solo: familias), abrir un blog y mantenerlo, publicar un libro, dar cursos, preparar clases para formar a otras madres como yo, aprender de nuevas tecnologías, dar charlas y ponencias con auditorios de 3 o de 300 personas...
    Y no he necesitado "programar" mi lactancia.
    POr cierto llamar "responsable" a la lactancia impuesta al bebé es una incongruencia. De hecho es una de las mayores causas de fracaso de la lactancia, y tomando como norma de salud (presente y futura) la lactancia materna, una práctica que en un porcentaje altísimo contribuye a boicotearla, puede ser calificada más bien de "irresponsable".
    De lo demás me encantaría responder... pero sinceramente... me da pereza... será que estoy cansada... de la ropa y la plancha y los platos...¿Por qué a nadie le preocupa que esas tareas sí me limitan mi vida profesional y personal? el tiempo que friego y plancho no puedo dedicarlo como me gustaría a mi pareja...
    Ah no, que soy burguesa y debería tener una interna filipina ( eso sí, sin darla de alta en la SS) que me haga todo eso...
    Ay señor... cuánto trabajo aún por hacer...

    ResponderEliminar
  7. Ojalá fuera cierto lo que dices, Braulio. Ojalá no se programaran cesáreas ni se indujeran partos por egoísmo. Ojalá no hubiera nunca mala intención, ni hubiera falta de formación en muchos sanitarios y médicos (tanto en el sistema público como en la privada), ojalá lo que cuenta Carol fuera fruto de una esquizofrenia. Ojalá.
    Y ojalá también estos debates fueran respetuosos, sin etiquetas, ataques, sorna, expresiones despreciativas ... Yo, al menos, aprendería más.

    ResponderEliminar
  8. Braulio, tus argumentos se caen por su propio peso...dices que el padre tenga un papel más activo en la crianza de sus hijos a costa del bienestar del bebé, que es lactar a demanda y tener la teta a mano cuando la quiera, a lo que llamas dictadura del pecho (me la parto, de verdad) y luego dices que el papel del padre del que habla Carol es una cursilería...¿cuál es el rol de padre que planteas entonces? Dices "una cosa es la lactancia natural y otra afirmar de manera dogmática que tiene que ser de una manera determinada" y después "Abogo por tanto por una lactancia natural pero no a demanda sino programada y responsable, en el sentido que no tenga principalmente más función que esa: la de la lactancia!" Eso es decir que sea de una manera determinada...Creo que no deberías opinar sobre lo que no sabes así tan a la ligera, en cada comentario tuyo pones en evidencia que 1) No sabes de lo que hablas 2) Tienes tiempo de sobra y ganas de molestar e insultar. Hay muchas más cosas que desmontar en tu discurso pero 1)No me sobra el tiempo y 2) No tengo ganas de insultar.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el artículo Carol. Todo muy claro. No podría decirlo más ni mejor.

    Soy de la opinión que de la "modernidad" tenemos que quedarnos con lo que suma y no con lo que resta. Muchos controles y tratamientos médicos suman, pero otros restan. Ni todo lo "moderno" es bueno ni todo lo "antiguo" es malo. Para eso está la conciencia, que esa sí evoluciona siempre en el sentido correcto y nos ayuda a discernir.

    ResponderEliminar
  10. Hola, buenas noches Braulio, yo soy un papa de los que hace cinco años, cuando nació mi primera hija, pensaba como tú. Creía q para poder implicarme en la crianza de mi hija lo ideal era q le diéramos biberones. Pero mi mujer no pensaba así, lógico, y se empeño en dar teta a demanda. Lucho contra viento y marea durante un mes, un largo mes, en el q yo no le di mi apoyo. Gracias a mí y después de q ella luchara con las grietas, fiebre, ... Su lactancia se fue a piqué. Estuvimos 10 días con biberones, y si pude darle alguno pero pocos, ya q mi niña empezó con reflujo y era bastante complicado q se tomara el bibe, debido a las molestias q tenia en su esófago y estomago, y normalmente quien conseguía q se lo tomara era su mamá. Hay me di cuenta q mi implicación en la crianza de mi niña no podía ir por ese camino. A los diez días de estar dándole biberones exclusivamente mi mujer decidió iniciar nuevamente la lactancia, en esta ocasión contando al 100% conmigo. Costo un par de meses q la nena estuviera nuevamente a teta exclusiva, pero se logro y a mi hija se le acabo el reflugo y todas las molestias q manifestaba con el bibe. A partir de hay me di cuenta q los bebes no solo comen y me dedique a ser padre y deje a mi mujer ser madre. Hoy tengo dos niñas de cinco y dos año y medio, ambas comen teta a demanda y mi mujer no deja de hacer lo q ella quiere. Ella ha decidido no trabajar, al menos por cuenta ajena y con horarios fijos. Quiere ser ella la que crié a sus hijas y yo la apoyo al 100%. Si es verdad que no vivimos tan cómodos (económicamente hablando) pero la experiencia de disfrutarlas cada día no se paga con dinero. Simplemente te cuento mi experiencia y no me dedico a tirar por tierra tus alegatos, porque creo q con lo q te ha dicho Carol ya esta todo dicho. Así q buenas noches.

    ResponderEliminar
  11. Hola Braulio:
    Lo primero agradecerte el tono inicial del diálogo... Sí bien es cierto que tú último comentario se ha salido un poco del tono respetuoso...

    Hay tantas cosas a.comentar aquí que no se por donde empezar, porque lo cierto es que se empezó hablando de violencia obstetrica y ahora se debate el papel del padre y de la teta en la crianza de los hijos...

    Salto de idea en idea:
    1. En un comentario de una entrada anterior hablabas de que la mayoría de mujeres del mundo van aterrorizadas al paritorio... 100% de acuerdo. Ah! No, espera, que hablabas de países en vías de desarrollo... Yo te digo que aquí, en España a las mujeres les pasa lo mismo... Tenemos a más del 90% de primerizas que paren en el hospital con una mutilación genital femenina... Punto. Eso es.violencia. Y lo más triste es que es la peor de las violencias, la violencia invisible... Porque en lugar de echarnos las manos a la cabeza y decir Basta! Lo primero que se le pregunta a una recién parida es Que tal los puntos?? Es de locos!

    ResponderEliminar
  12. Braulio, lo que es hablar sin saber. Meter en la misma frase la palabra natural y programada cuando te refieres a la lactancia demuestra lo poco que sabes sobre el asunto y sobre las necesidades afectivas de los bebés, claro algunos de vosotros los llamáis productos, luego que os va importar sus necesidades.
    Yo soy mamá y doy teta a demanda en tándem y de forma prolongada y además trabajo desde que mis hijas tenían 6 meses, como muchas mujeres que conozco no me siento esclavizada y no obligo a otras mujeres a quedarse en casa si no quieren o a dar teta si no las apetece. Quien te crees que eres para decir que la mujer se tiene que desarrollar en otros aspectos. Se desarrollará en lo que la de la gana como si es dar teta durante años. Eso a ti ni te va ni te viene.
    Y no te preocupes, el papá de mis niñas se siente muy integrado y muy unido y para nada excluido.

    ResponderEliminar
  13. Braulio, lo que es hablar sin saber. Meter en la misma frase la palabra natural y programada cuando te refieres a la lactancia demuestra lo poco que sabes sobre el asunto y sobre las necesidades afectivas de los bebés, claro algunos de vosotros los llamáis productos, luego que os va importar sus necesidades.
    Yo soy mamá y doy teta a demanda en tándem y de forma prolongada y además trabajo desde que mis hijas tenían 6 meses, como muchas mujeres que conozco no me siento esclavizada y no obligo a otras mujeres a quedarse en casa si no quieren o a dar teta si no las apetece. Quien te crees que eres para decir que la mujer se tiene que desarrollar en otros aspectos. Se desarrollará en lo que la de la gana como si es dar teta durante años. Eso a ti ni te va ni te viene.
    Y no te preocupes, el papá de mis niñas se siente muy integrado y muy unido y para nada excluido.

    ResponderEliminar
  14. Hola Braulio.

    Antes que nada, me presento para que sepas quien te escribe. Me llamo Lucy Lo Cascio. Soy miembro de la Asociación el Parto es Nuestro. Me asocié en el 2006 aunque llevaba desde el 2005 con la intención y participando activamente en los foros, informándome del proceso del parto pero también sobre el embarazo, el puerperio, la lactancia y crianza.

    No suelo participar en los blogs. Me falta tiempo. Pero tratándose de algo como la violencia obstétrica, que es otra forma de violencia de género, no quería permanecer callada porque con el paso de los años me he dado cuenta de que seguramente fui una víctima de violencia obstétrica; en realidad, se podría afirmar que mi hijo (D.E.P.) fue la verdadera víctima y el resto de la familia sufrió los daños colaterales.

    No sé si podré contestar a tus aportaciones punto por punto
    pero no quiero dejar sin respuesta algunas de tus afirmaciones.

    Sobre todo porque en muchas ocasiones a las víctimas de violencia no se les cree ni se les apoya y lo mínimo que podrías hacer es aceptar que muchas de nosotras nos sentimos víctimas de un sistema sanitario que toma las decisiones por nosotras y pisotea nuestros derechos a elegir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Continúo...


      Las mujeres en los países subdesarrollados o en vías del desarrollo que, desafortunadamente, fallecen en el periodo perinatal no lo hacen por falta de “un sistema sanitario que les proteja”. Parece mentira que a estas alturas se siga usando ese argumento para asustar y convencer a una mujer de que corre un grave riesgo si pare fuera de un centro hospitalario o si elige un parto sin maquinitas que hagan “piiii”.

      La Asociación el Parto es Nuestro existe porque hay madres que no fueron informadas sobre las intervenciones ni alternativas durante sus partos. La Asociación se fundó precisamente porque hemos buscado respuestas a nuestros sentimientos y secuelas físicas. En nuestros partos, los protagonistas eran los profesionales sanitarios tomando decisiones que correspondían a nosotras o nuestras parejas. Si quieres comprobar las estadísticas sobre la cantidad de inducciones y cesáreas realizadas en día laboral y horario diurno puedes echar un vistazo a la página oficial de la asociación. Hay un estudio muy interesante hecho en la Comunidad Autónoma de Andalucía que lo refleja perfectamente.

      Sospechas que todo lo que lleva al parto natural cuesta más dinero y te equivocas.
      Ya lo hemos calculado en otras ocasiones.
      La estancia en un centro hospitalario y la realización de un parto medicalizado implica mayor gasto no solo a corto plazo sino a largo plazo puesto que suele acabar en problemas de suelo pélvico y fracaso de la lactancia materna, con el consiguiente desembolso de terapias y productos. Los portabebés y demás accesorios corresponderían tanto a un parto medicalizado como a un parto fisiológico (natural).

      Eliminar
    2. Continuo...

      No es cierto que existe un solo estudio. Carol te ofreció uno al azar. Incluso si no te valen los estudios, pásate por alguna página de relatos de parto y comprueba tú mismo como las mamás de inducciones fallidas acabadas en cesáreas cuentan que su FPP (fecha probable de parto) caía en algún día significativo.

      Y se puede considerar una agresión física o verbal cuando te amenazan y te esgrimen todo tipo de argumentos para convencerte de que debes someterte ya a una inducción o cesárea. Es incluso muy obvio la diferencia de porcentajes de cesáreas realizadas en centros públicos comparado con clínicas privadas. Échale un vistazo a la sección de estadísticas de la Asociación el Parto es Nuestro, que ni siquiera está completa porque no aparecen los datos en las memorias de los hospitales. No apuntan la cantidad de inducciones realizadas, las episiotomías, las maniobras de Kristeller, etc.

      Con decirte que el propio Ministerio de Sanidad ha elaborado un nuevo documento con la participación de otros organismos y asociaciones (el Parto es Nuestro colabora también) llamado Estrategia de Atención al Parto Normal. Ese documento se ha realizado después de revisar toda la documentación disponible sobre todas las intervenciones obstétricas y se ha determinado hasta qué punto son beneficiosas, son innecesarias, o son perjudiciales según como se hagan. Desde eliminar completamente el rasurado o el enema a recomendar restringir los tactos vaginales o no realizar la maniobra de Kristeller. ¡ Parece mentira que hayamos tenido que esperar hasta el 2007 para conseguirlo !

      La lactancia materna exclusiva a demanda durante los primeros seis meses de vida no excluye a nadie. Es la mejor alimentación, sin duda alguna, para el bebé y, además, está más que demostrado los beneficios que aportan tanto al bebé como a la madre.

      El bebé no está las 24 horas comiendo con lo cual habrá momentos en que podrá relacionarse con el padre, con los hermanos, etc.

      Estoy de acuerdo con que es muy difícil estar dos años sin trabajar pero también defiendo la salud y necesidad emocional del bebé.

      Considero que las madres deberían tener un mínimo de 24 semanas de baja de maternidad precisamente para poder alimentar exclusivamente a sus bebés tal como recomiendan muchísimos organismos entre ellos la AEPED y la OMS.

      A partir del sexto mes comienza la Alimentación Complementaria y las mujeres pueden seguir sacándose leche en sus lugares de trabajo para que los cuidadores de sus bebés puedan seguir ofreciéndoles la leche junto con la demás comida. Esto no quiere decir que me parece bien dejar un bebé de siete meses con desconocidos o familiares. Te lo explico simplemente por si no lo supieras. En otros países, la baja dura hasta dos años. Me parece lógico.

      Tus comentarios refiriéndote al pecho como juguete o chupete indica que desconoces en qué consiste la lactancia materna. Y tu concepto de “a demanda” me parece extremo.

      La alimentación de cualquier persona es a demanda. ¿Acaso te obligas a esperar tres horas porque todavía “no te toca” comer nada más?

      ¿Nunca has picoteado algo a la media hora de haber acabado un almuerzo de tres platos? ¿Conoces el tamaño del estómago de un bebé recién nacido? ¿Sabes cómo funciona la digestión de la leche materna? Y ¿de la leche artificial? ¿Sabías que últimamente se ha llegado a la conclusión de que incluso la lactancia artificial debería ser a demanda?

      Muchos tienen la idea equivocada de que la lactancia materna no permitirá el desarrollo sano del bebé. No es así.

      En fin. Te invito a pasar por la página oficial www.elpartoesnuestro.es y ver todo lo que exponemos.

      Allí podrás encontrar los links a otras páginas y considero que hemos trabajado muy duro en la Asociación para ofrecer a las madres toda la documentación disponible para que llegue a sus propias conclusiones y puedan ser capaces de tomar las decisiones que mejor les convienen durante el parto, sobretodo.

      Gracias por haber leído hasta aquí

      Eliminar
    3. Lucy, muchísimas gracias por tu valiosa aportación, por tu trabajo y dedicación....a ver si tenemos la suerte de conocernos pronto! Gracias por dedicarnos tu tiempo.

      Eliminar
  15. Queridas, me he calzado los tacones para venir a visitaros, porque me ha dicho un pajarito que teníais una visita inesperada y he pensado "¡que sean dos!"

    En primer lugar, quería felicitaros a todas, porque os veo cargadas de razón, de argumentos, de educación, de empatía y de saber estar. Sois grandes, compañeras. Estáis cambiando la atención obstétrica en España y lo sabéis.

    En segundo lugar, me gustaría dirigirme a Braulio, que no sé muy bien cómo ha recalado en este blog en el que le veo un poco "despistado" (dicho con toda mi buena intención, que es mucha, ya me conocéis), para preguntarle sin atisbo de malicia cuáles son las fuentes originarias de las ideas que maneja.

    Braulio, ¿de dónde sacas que el parto "natural" es burgués? Yo encuentro mucho más burgués el parto que tuvo mi abuela en cierta clínica muy exclusiva de este país, con dos ginecólogos para ella solita y tres habitaciones reservadas para familiares... Creo que parir "a pelo", sin alharacas ni zarandajas, no tiene nada de burgués, si acaso de mamífero.

    ¿Por qué dices que la lactancia excluye al padre? ¿Por qué limitarla al acto de alimentar? ¿Limitaremos entonces, por tanto, el sexo al acto de procrear? Eliminemos los preliminares, las caricias y el cigarrito de después, que no es básico para la reproducción... Ah, y nada de sexo a demanda: programadito los días de ovulación.

    La lactancia a demanda implica principalmente a la madre y al bebé, pero el padre no es un mueble ni un señor que pasaba por ahí, sino una parte importantísima de la unidad familiar. Mientras tu mujer da de mamar a tu bebé, tú puedes estar sentado junto a ellos, acariciar a tu hijo, disfrutar de esa preciosa estampa... O, si lo prefieres, puedes cuidar de ellos encargándote de toda la logística para que tu mujer pueda amamantar a tu pequeño sin preocuparse de que luego hay que poner una lavadora o de que está sonando el teléfono.

    ¿Para qué quieres estar a solas con tu bebé? ¿Te sobra su madre? Te aseguro que a tu hijo (digo "tu" por poner un ejemplo, desconozco si tienes hijos o quieres tenerlos) no le sobráis ninguno de los dos, os necesita a su lado. No tengas miedo de no construir una relación madura y segura con tu hijo por no poder alimentarle; él sabrá que eres su padre, que le adoras y que le ayudarás siempre en la vida. No tiene nada que ver con darle un biberón.

    De todos modos, si tan importante es para ti, puedes ponértelo al pecho y que te succione un poco el pezón, por probar...

    Por último, me gustaría citar un párrafo tuyo que me ha dejado bastante perpleja: "El niño o niña siente un mundo previsible y seguro cuando la conducta de su entorno (padres) es siempre igual, no cuando tiene siempre las cosas (la teta) a mano."

    El mundo, querido Braulio, no es en modo alguno previsible ni seguro; el mundo es un entorno cambiante al que debemos adaptarnos, por lo cual mi conducta no es siempre igual. El objetivo de los padres responsables es enseñar a sus hijos a adaptarse a los cambios, responder a ellos con la conducta más eficaz en cada momento y ese es el ejemplo que debemos darles. Por tanto, tener "las cosas a mano", sea la teta o sea la mano cariñosa de su padre, es imprescindible si queremos que crezcan resolutivos, maduros, independientes y valientes.

    No puedo marcharme sin agradecer al anónimo que ha hecho el comentario sobre el queso de Burgos y las ham-burguesas la gran carcajada que me ha hecho soltar. Eso sí, imperdonablemente, se ha olvidado de las morcillas de Burgos. El abuelo de mi marido casi ha vuelto de la tumba para recordárselo.

    Besos pacifistas,
    Lady Vaga.

    ResponderEliminar
  16. Hola Braulio. La verdad es q es muy triste que no haya más intervenciones de hombres en el blog. En general, es muy triste ver como, en pleno siglo XXI, la mayoria de los hombres siguen tan poco implicados en la labor dd criar a sus hijos. Sigue siendo cosa de mujeres..
    Bueno, voy a ser breve, pues argumentos ya tienes expuestos más q de sobra. Quiero decirte q me pareces un ser muy egoísta por estar dispuesto a darle biberones a tu hijo antes q el pecho sólo para tú sentirte realizado y eso que has declarado q sabes que lo mejor es la lactancia materna.
    Mi caso es el siguiente: Agatha y yo tenemos una niña llamada Martina que tiene 13 meses. Después de ella pedir excedencia y yo dejar mi trabajo, hemos conseguido lo que para nosotros era algo fundamental: que Martina pasase su primer año de vida entre nosotros. En estos 13 meses Martina no ha estado separada de nosotros más de 3 horas y mucho menos de su madre, pues le a la teta a demanda. Hace tres días que agatha a empezado a trabajar y yo me quedo en casa cuidando de Martina. Te puedo asegurar que durante ningún momento a echado de menos a su madre ni a su teta, pues sabe que conmigo está igual de segura que con su madre. Ésto me produce una emoción y una alegría enorme, pues me confirma que, aunq no le he dado el pecho, para ella he sido tan importante como su madre al ser criada con mucho apego por parte de los dos.
    Creo que como padres debemos anteponer las necesidades de los bebés a las nuestras.
    Gracias por participar en el blog y dejar x escrito el pensamiento general de esta sociedad egoísta y poco respetuosa. Nos refuerza en nuestra lucha x conseguir un mundo mejor através de criar a nuestros hijos con apego y respeto.
    Rafa Momina

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión