lunes, 3 de diciembre de 2012

Por fin, sale a la luz...


Es mucho el daño que se ha hecho y se sigue haciendo a las madres y padres, convenciéndoles que sus pequeños se despiertan porque tienen un problema.
Se les  convence de que no lo están haciendo bien y por eso, su bebé se despierta, y encima, se les vende una solución: un método para hacer que ese pequeño, no es que deje de despertarse, porque eso es inherente a nuestra naturaleza humana, es un mecanismo de supervivencia, que perdura incluso cuando crecemos...sino, que aprenda a dejar de molestarnos cuando se despierta, que aprenda que por más que se retuerza, llore o patalee NO LE VAMOS A HACER CASO y así logremos vivir como si no tuvieramos un bebé en casa.

Es muy heavy llegar a este punto como sociedad, es muy heavy que alguien llegue a tener la capacidad de convencer a las madres para que desatiendan la llamada angustiosa de su hijo...es mucha la desconexión con nuestro instinto, que siempre no lleva a voltearnos hacia la llamada de un pequeño, cuanto más si es el tuyo, cuanto más si lo que necesita son tus brazos, tu calor, sentirse seguro para continuar su descanso.

Lo peor de vender estos métodos es no contar las secuelas que producen de por vida en ese pequeño ser, a quien intentamos domar a la fuerza, porque si se hiciera, estoy segura que dejarían de venderse como rosquillas, si se pusiera sobre la mesa, personas como el famoso Dr. Estivill serían condenados por maltrato infantil, que es lo que este señor insta a que hagamos los padres con nuestros hijos.

Es tanto el desconocimiento que tenemos sobre las necesidades de nuestros cachorros humanos, es tanta la necesidad de dormir, porque el sistema no nos protege como madres y por tanto, no se hace cargo de que nuestro descanso no es igual cuando somos madres y que  las exigencias deben variar para sobrevivir  de manera saludable pues estamos haciendo una labor, quizá la más importante labor para este mundo..."Criar a los nuevas personitas que dirigirán el mundo".
Así como el sistema no nos protege y hay que estar de nuevo en la línea de producción a las 16 semanas de haber parido, pues buscamos remedios para nuestro sistema laboral? NO! Para el pobre ser indefenso que resulta culpable de todos nuestros males.

Y así, a costa de su salud emocional, a costa de las secuelas,  incluso pensando que no le hacemos mal alguno, sino que le estamos educando, dejamos que llore y se autoconsuele, aprendiendo la primera lección de violencia gratuita en esta vida, que su madre no le mire, no le escuche y no le atienda cuando él LO NECESITA.
 
Y por fin, sale a la luz este proyecto, en el que se recopila y fundamenta información sobre este tema, para que al menos, ningún padre o madre despistado, caiga en las redes de estos métodos con fines de lucro, sin tener acceso a la información al completo...
 


       Una recopilación y revisión de bibliografía científica sobre el sueño infantil realizado por María Berrozpe Martínez y Gemma Herranz Sánchez-Cosgalla. Con este trabajo las autoras, investigadoras y madres, pretendemos dar a conocer el debate que se está llevando a cabo en el mundo científico de la pediatría del sueño, exponiendo, discutiendo y comparando los trabajos de investigación más relevantes y novedosos de la literatura científica, para que estén al alcance de todas las madres y todos los padres interesados en este tema. 

          Porque no hay verdadera libertad de elección sin formación e información y porque hoy en día tenemos ambas al alcance de la mano gracias a la magnífica herramienta que es internet, con sus enormes bancos de datos de bibliografía científica y su rica y activa blogosfera de crianza.
 

1 comentario :

  1. Qué buena iniciativa. El señor Estivill es un psicópata, así de claro. En el catálogo de regalos del Corte Inglés en la sección de bebés, solo aparece su puñetero libro como única referencia de libros de crianza. Es de locos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión