jueves, 20 de junio de 2013

Nuestro paso por los talleres: Jose, Mabel y Noa

Hola Carol,
Primero que nada, felicitarte por saber llevar tan bien a un grupo tan heterogéneo, porque hay opiniones de todo tipo  y con todas has sabido lidiar de buenas formas, siempre con una sonrisa y paciencia.
Llegamos con las ideas confusas y en cierto modo, conseguiste que nuestra manera de ver las cosas , cogiesen forma con nombre y criterio propio.
Siempre que llegábamos de una sesión, cuando regresábamos a nuestra casa, solíamos sentarnos con nuestros padres y comentábamos abiertamente todo lo que cada fin de semana aprendíamos, porque a fin de cuenta, la única referencia, era la de nuestras madres, que con todo el cariño del mundo intentaban guiarnos de la mejor manera. 
Mi madre me decía," ay mi niña, es un alivio saber que hoy día hay tanta información y sobre todo me gusta que me transmitas lo que en cada sesión aprendes"

 Lo cierto es que con el mayor cariño del mundo y el respeto, siempre transmitimos el nuevo aprendizaje que adquiríamos, y por supuesto, no todo era remanso ni aceptación ante dichos conocimientos,  ya que  siempre se levantaba algún debate en torno a la chupa, el pecho, etc... pero con mucha paciencia, al menos ahora que no ha nacido Noa, han entendido que los únicos responsables de la crianza de nuestra niña somos, nosotros, con la ayuda adicional de ellos por supuesto.
Lo mejor del curso es el ambiente tranquilizador que generan tus palabras, aunque reconozco (Mabel es la que habla ahora) que en ocasiones me inquietaba saber que podía enfrentarme a una cesárea, a un parto inducido y no todo lo que deseo ahora mismo, que es un parto yo no diría normal, sino natural... igualmente esa inquietud se convirtió con el tiempo en poder,  en el  conocimiento que tengo  ahora en mi mano y que de alguna manera tengo que poseerlo en caso de que lo que realmente queremos no llegue a su fin, en síntesis, me siento empoderada, una palabra que no paro de repetir :-)
El apoyo de cada sesión con vídeos, me resultó de lo más didáctico y ameno así como el material gráfico que aportabas.

Otra cosa buena, el detalle de poner unas galletitas o un tentempié y agua para todos, que aunque para algunos es obvio que debes de hacerlo, para mi era un regalazo y un detalle por tu parte.

Me faltaba un descanso, para estirar las piernas, ir al baño, ya que quizás lo más maduro es levantarse sin decir nada para ir al servicio, pero a mi personalmente , me horroriza interrumpir o perderme algo de lo que decías.

Todo esto nos ha ayudado, sobre todo cuando hablabas de la importancia de la pareja , de su apoyo y demás, ha reforzado cosas que ya creíamos sabidas.
Para terminar quiero añadir una frase, que un día mi hermana me dijo, y es fácilmente aplicable a todo lo que hemos vivido contigo, " El saber es poder".
 
Gracias por otorgarnos el poder de sentirnos capaces de sentir que "el parto es cosa nuestra y de nadie más"
Un beso enorme y gracias por un curso tan enriquecedor.
Jose, Mabel, y Noa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión