miércoles, 3 de julio de 2013

Nestlé miente, engaña, mata.

Hoy amanecí con una de esas noticias que te revuelven las tripas, una noticia que ha provocado la dimisión del 60% del Comité de Lactancia de la AEP.

NO es normal que esto siga pasando en este país con todo lo que sabemos y con todo lo que se está trabajando tanto desde el sistema, como -y sobretodo- fuera de él, para difundir, apoyar y trabajar en pro de la Lactancia Materna en nuestra sociedad y en el mundo.

Un trabajo que consiste en derribar los altos muros que se han encargado de construir las empresas que se lucraron haciendo creer a las madres de las últimas décadas que:

- para tener un hijo sano y fuerte había que dar leche de fórmula y retirarse la suya.

- que para poder se competitivas en lo laboral, ser independientes y ser mujeres "de hoy",  había que olvidarse de "sacrificios" de la lactancia.

- que si querías seguir disfrutando de un cuerpo deseable y deseado, un cuerpo 10 con los pechos prietos y en su sitio, la lactancia era totalmente desaconsejada.

La multinacional Nestlé S.A., de capital suizo, es la empresa alimentaria más potente del mundo. Su presencia es habitual en todos nuestros supermercados ocupando buena parte de las estanterías de productos lácteos, alimentos infantiles, chocolate y café soluble por citar sólo los ejemplos más significativos.

Nesté es culpable de la muerte de millones de niños en todo el planeta.





 Según UNICEF:
Cada año mueren 1.5 millones de bebés  por ser alimentados con leche en polvo.











 Se han encargado de participar de manera irresponsable y nada ética, disfrazándose de "ayuda humanitaria" enviando toneladas de  leche de fórmula a países en desarrollo o que han sufrido una catástrofe.

Países en los que las madres no disponen de agua potable para preparar esos biberones, que no disponen de esterilizadores, ni de fogones, que secan las tetinas al sol mientras miles de moscas se posan sobre ellos, que en su mayoría ni saben leer las indicaciones del bote y que por supuesto, no tienen con qué comprar la leche una vez que no hay vuelta atrás, que sus pechos están vacíos y se acaban las muestras gratuitas y la caridad.
El negocio está hecho a costa de los más pobres, como siempre y sin escrúpulos.


 Fuente: UNICEF, Organización Mundial de Salud La alimentación de los bebé con leche en polvo no solo es menos completa, sino que según que sitios es muy peligrosa.



 Desde hace tres décadas se viene denunciando la promoción irresponsable de lactancia artificial por parte de algunas empresas del sector, principalmente Nestlé.

Nestlé se  publicita en todo tipos de medios de comunicación, ofrece muestras gratuitas a las madres, dona leche en polvo a los hospitales, utiliza falsas enfermeras como estrategia comercial, etc.


En octubre de 1988 se lanzó en todo el mundo una campaña de boicot contra Nestlé que dura hasta nuestros días.





Pues hoy, amanecemos con esta noticia:



Todos los pediatras españoles recibían por estos días en la revista de la Asociación Española de Pediatría, una contraportada agresiva y engañosa de Nestlé banalizando y normalizando la cesarea y hablando de las maravillas de sus leches de fórmulas, mintiendo, omitiendo información y todo esto junto al sello de la AEP y el beneplácito de la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica).

Garrafal error, que no tiene vuelta atrás, que demustra "la mala leche" de Nestlé y que ha provocado la dimisión del 60% del Comité de Lactancia Materna de la AEP que no pueden seguir apoyando a una Asociación que publica este tipo de anuncios en su revista a profesionales.

El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche, aprobado en la Asamblea Mundial de la Salud en 1981 prohíbe toda promoción de los sucedáneos de la leche materna, biberones y tetinas.

Busca asegurar que las madres reciban información adecuada por parte del personal de salud. Las resoluciones subsecuentes y relevantes de la Asamblea Mundial de la Salud han clarificado, actualizado y ampliado el Código Internacional.

La industria de alimentos infantiles no debe:
  • Dar suministros gratuitos de leches a los hospitales;
  • Promover sus productos al público o al personal de la salud;
  • Utilizar imágenes de bebés en sus leches, biberones o tetinas;
  • Dar regalos a las madres o trabajadores de la salud;
  • Dar muestras gratuitas de sus productos a la familia;
  • Promover alimentos infantiles o bebidas para bebés menores de 6 meses de edad;
  • Las etiquetas deben estar en un lenguaje comprensible para la madre y deben incluir advertencias sobre las consecuencias de su utilización para la salud.
El Código es un requerimiento mínimo que los países deben cumplir tanto en el Norte como en el Sur, en el desarrollo como en el subdesarrollo, en la riqueza y en la pobreza. Al realizar la evaluación del código se observa que las compañías productoras de sucedáneos de leche siguen sin cumplirlo.
En la Comunidad Europea el código se ha transformado en leyes de diferente cobertura y cumplimiento.

Todos hemos visto poster informativos en nuestros centros de salud, en grandes superficies y en consultas médicas, firmadas por estas compañías incumpliendo el código, la dichosa "cajita" que nos da la matrona cuando estás embarazada incluye tetinas, agua apta para bibes, incluso a veces, alguna muestra....inclumpliendo el código.

Si nuestros pediatras, reciben esta información de una revista fiable que publica su propia Asociación, qué creen que repetirán a las madres en consulta?

Las madres carentes de modelos, de información, de apoyo, se guían de los profesionales de la salud, que muy a menudo, lo que saben sobre lactancia materna es más bien poco, influidos por propagandas de este tipo y por los "sabios consejos" de visitadores médicos que siguen recomendando cereales a partir de los 4 meses a pesar de  las recomendaciones de la OMS, UNICEF, AEP:  Lactancia Materna Exlusiva 6 meses.

Mentiras, mentiras, mentiras...
Se atreven descaradamente a anunciar los beneficios de la leche de fórmula para reducir los problemas gastrointestinales (1ª causa de muerte en el mundo entre bebés y niños) basandose en un estudio que citan en pequeñito, que pocos se animaran a contrastar y que en absoluto dice lo que ellos poenen en su cartel publicitario...


Boicot a Nestlé en todas sus versiones:
Producto de consumo Marca propiedad de Nestlé Produits S.A. Chocolate Dolca, Crunch, Nesquik, Milky Bar Café Nescafé, Bonka, Eko Productos lácteos Chamburcy, La Lechera, Sveltesse Flanes Flamby, Dolky Sobres de preparados (purés, sopas) Maggi Congelados Findus Helados Camy Alimento para animales Friskies Agua con gas o mineral Perrier, Vichy Zumos de frutas Libby’s Repostería, helados Motta Caramelos Smarties Colonias After Eights Productos cosméticos L’Oreal y Lancôme

4 comentarios :

  1. Gracias por hacer eco de la noticia. Es importante que la gente tome conciencia de estas prácticas para poder actuar y decidir libremente.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por denunciar prácticas tan nefastas y haceros eco de la noticia.

    ResponderEliminar
  3. Todo esto es muy fuerte pero no me estraña nada en la sociedad donde vivimos donde las farmaceuticas tiene el poder y todos somos conejitos de indias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Nestlé farmacéutica... Ejem

      Eliminar

Gracias por dejar tu opinión