viernes, 13 de diciembre de 2013

Jugar con el miedo...

Me da tristeza ver como se castiga lo que no se conoce, se desvía la mirada de la evidencia, asoma el miedo y la energía, se centra en destruir, en vez de en crecer.

Las mujeres somos libres de elegir a nuestros acompañantes en cada fase de la vida, las mujeres tenemos derecho a informarnos y elegir lo que queremos.

La esencia femenina, el instinto, las emociones, la naturaleza, la información, el apoyo y el compartir con otras mujeres el inicio del viaje a la maternidad ...no pertenece a nadie, no queramos ponerle cadenas y candados.

Las doulas nacemos y crecemos junto a las madres que nos han elegido, como han elegido a sus profesionales sanitarios, para vivir plena e intensamente una etapa tan vulnerable como descuidada por el sistema.

La madre, hoy, cuando llega a casa con su bebe, esta sola y pretender que ni busque apoyo, ni otras mujeres lo queramos ofrecer, es una falta de respeto y un despropósito.

La doula no ejerce una labor sanitaria, la doula es otra cosa y quienes no lo ven, tampoco ven ese vacío que cubrimos...

Cada uno que se esfuerce en crecer, disfrutar, trabajar con el corazón y sobretodo en aprender de una vez a respetar a la mujer, adulta, responsable e informada, que sabe y puede elegir lo que necesita en cada momento.


Estos días me estoy leyendo el libro de Nuria Otero y me encanta lo que leo, y quiero además comparirles esta reflexión que parte de una de sus páginas y que con su permiso, amplío con mis palabras...pues después de lo visto ayer, siento que hay muchas personas que no lo tienen claro... en qué consiste el trabajo de la doula?

-en el embarazo...
La mujer empieza a enfrentarse por primera vez a muchas cosas nuevas, muchas dudas, sentimientos nuevos, emociones nuevas, miedos nuevos, empieza a escuchar por primera vez el nombre de pruebas, protocolos, se siente obligada y desorientada.

La doula ESTÁ con la madre, escucha, tiene tiempo, apoya, comprende, traduce, la lleva a canales de información fiables, está con ella en la toma de deicisiones, pero no decide, no juzga, no espera nada, solo que la mujer entienda para que pueda decidir...la acompaña en el proceso.

-en el parto...
Consciente de las necesidades de todo mamífero para parir, consciente de que el parto y el nacimiento forman parte de lo íntimo y lo sexual, la doula tratará, en la medida que las circunstancias lo permitan, de reproducir ese escenario.

La mujer y su doula, ya se conocen, previamente han compartido tiempo, y la mujer se siente segura, tranquila, acompañada, ... no hay cambios de turnos, ni hay protcolos...siguen como un continuo en el proceso y la mujer, habrá expresado lo que espera y la doula tratará de poder cumplirlo.

La doula no es personal sanitario, no atiende partos, no mide, no cuenta, no diagnostica, no sabe y no es su papel hacer nada, solo ESTAR.

-En el posparto...
Velará por el establecimiento de la lactancia, por mantener el clima y propiciar el encuentro y el vínculo de la madre y su bebé. Y después, estará allí para escuchar de nuevo, para acompañar en el mar de dudas, miedos, inseguridades, para traducir, ofrecer canales de información actualizada, acompañar, ayudar a que llore lo que necesite llorar, animarla, a ayudarla a confiar, a despertar como madre sin sentirse sola, perdida, rara, ni desamparada...

Hay algún profesional sanitario que realice estas funciones? Pertenecen estas funciones a alguien en el planeta por encima de los demás mortales?


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión