lunes, 4 de agosto de 2014

SMLM 2014


Cuando el domingo abrí FB solo se veían fotos y textos celebrando la Semana Mundial de la Lactancia Materna en el mundo, aunque aquí en España la celebramos en Octubre...me sentí con ganas de hacer una reflexión que compartí enseguida en mi muro, porque soy así de impulsiva y porque nunca atiendo este blog pensando en horas de publicación, en cantidad de post a la semana, ni en subir mi audiencia, ... este blog es un lugar donde, a veces, comparto sentimientos, artículos y sobretodo donde las parejas y las madres interesadas en conocer más mi trabajo, pueden asomarse y leer, sin más...Es más estático que dinámico...pero me da pena que se pierda esta reflexión que lancé al mundo, porque me salío del corazón y porque fue muy comentada y compartida durante estos días en el cibermundo.



La lactancia es mucho más que dar teta y eso quiero celebrar hoy, el primer año que llega este día y que no tengo leche, que nadie me ha buscado en la noche para mamar, que mis pechos ya no son para eso, que he descubierto mil maneras de dar amor sin teta por medio, que miro atrás y siento nostalgia, pero también me siento feliz del camino recorrido, de cada noche y cada día, de la lucha que gané, de lo fuerte que he sido, del apoyo incondicional de mi pareja, de mi familia, testigos de las mil lagrimas que me bebí, feliz de haber alimentado a mis pequeños con mi alimento, de haber permitido que me enseñaran que como la vida misma, hay momentos de alegría desbordada y de desesperación total, feliz de que tanto dolor me haya llevado a algo tan bonito y tan bueno, estar al servicio de la mujer, porque yo en primera persona me sentí perdida, dolorida, frágil, y sola, muy sola, y solo en esta semana he ayudado a tres mamás recién paridas con sus lactancias, y eso, me hace seguir celebrando esta semana con alegría.

Cuando estaba embarazada por primera vez, mi matrona en una sesión de lactancia empezó diciendo.... " para dar la teta, hay q querer darla" no tardé mucho en entender lo profundo de sus palabras, qué verdad tan cierta...
No siempre es un camino de rosas sin espinas, no siempre es placentero desde el momento uno, no siempre nos esperamos todo lo que se los mueve, no siempre lo entendemos y aceptamos...
Me sorprendo de lo que somos capaces de hacer y soportar por nuestros cachorros, por darles lo mejor de nosotras, no tirar la toalla - o mejor dicho, tirarla mil veces y volverla a coger del suelo - buscar ayuda, tocar mil puertas, pero saber q en medio de la noche volverá la soledad...y al final descubrir que eres más fuerte de lo q nunca hubieras soñado.
Esto me ayudó a entender tb a todas aquellas mujeres que no pueden con esto...cuando el inicio es duro, qué se yo de sus apoyos, de su información, de la ayuda que tienen o no tienen, de lo que llevan en sus mochilas...y quien soy yo para juzgar a las demás.

Aquí les dejo la primera foto que me sacaron en casa, al llegar del hospital con Noah, y en la que se iniciaba una lucha larga y dolorosa por mantener nuestra lactancia, a pesar del dolor y la desesperación, llegamos a los dos años y tres meses...la otra, con Zoe, con un largo camino recorrido, una lactancia disfrutada,placentera y gozosa.

Feliz Semana a todas las mujeres y hombres que han luchado por la lactancia, a los que apoyan y ayudan a otras, a los profesionales que se lo curran, a los que son humilides y reconocen que no saben y derivan a los grupos de apoyo, a las madres que han podido y a las que no...a todas y todos, feliz semana para recurperar la sabiduría perdida del alimento más poderoso y amoroso que existe.

Primer día en casa con Noah, inicio de una larga lucha para mantener la lactancia.
Lactancia Exitosa, dos años y tres meses de teta.





Lactancia Placentera, tres años y medio con Zoe.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión